top of page

Nueva Ley de la Segunda Oportunidad

Actualizado: 23 nov 2023


Comencemos explicando en qué consiste la Ley de la Segunda Oportunidad:


La Ley de la Segunda Oportunidad viene recogida en la Ley 25/2015 y modificada el pasado 26 de Septiembre de 2022 en la Ley 16/2022, de 5 de septiembre, permite eliminar hasta el 100% de tus deudas pendientes de manera legal y efectiva.

El Gobierno, ajustándose a la normativa europea, diseñó esta ley en el año 2015 con el objetivo de dar una Segunda Oportunidad a todas aquellas personas que están atravesando una mala situación económica y no pueden hacer frente a sus deudas.


Antes de la aprobación de esta ley, las deudas sencillamente no podían eliminarse de ninguna forma y dejaban a nuestras espaldas un lastre eterno. Ahora, gracias a la Ley de la Segunda Oportunidad, se establece un marco legal adecuado para que también los particulares y autónomos puedan eliminar sus deudas y empezar de cero.

¿Qué deudas puedo cancelar con la Ley de Segunda Oportunidad?


Con la nueva Ley de la Segunda Oportunidad, aprobada en Septiembre de 2022, estas son las deudas que puedes cancelar:


- Préstamos

- Tarjetas de crédito

- Hipotecas

- Microcréditos

- Facturas

- Deudas con proveedores

- Deudas con Hacienda (hasta 10.000€)

- Deudas con Seguridad Social (hasta 10.000€)


La mayoría de deudas pueden cancelarse parcial o totalmente con esta ley, solamente existen unas pocas excepciones como las multas por infracciones muy graves o la pensión por alimentos.

¿Se cancelan las deudas para siempre?


Con la nueva Ley de la Segunda Oportunidad, las deudas se cancelan para siempre. La sentencia judicial te otorga el perdón de las deudas y los acreedores ya no pueden volver a reclamarte el dinero nunca más.

Solamente podrán hacerlo en casos muy justificados durante los 5 primeros años después de la sentencia, como por ejemplo porque demuestren que no cumplías con los requisitos exigidos por la ley o que actuaste de mala fe durante el proceso escondiendo bienes.


¿En que casos me puedo acoger a la Ley de la Segunda Oportunidad?


A la nueva Ley de la Segunda Oportunidad puede acogerse cualquier particular, autónomo o empresario que cumpla con los requisitos establecidos en la normativa.

Particulares La Ley de la Segunda Oportunidad está hecha para aquellos particulares que no pueden hacer frente a sus deudas y necesitan empezar de cero. Si estás pasando por dificultades económicas, sea por el motivo que sea, y quieres cancelar tus deudas, la Ley de la Segunda Oportunidad te puede ayudar. En el caso de los particulares, normalmente hablamos de préstamos bancarios, tarjetas de crédito y microcréditos. Podrás eliminar hasta el 100% de estas deudas y dejar atrás las listas de morosidad y las llamadas de acoso.


Autónomo o empresario Esta ley también cubre a todos aquellos emprendedores que se vieron obligados a cerrar su negocio, dejando por el camino una gran cantidad de deudas pendientes.

También en aquellos autónomos y empresarios que tienen un negocio en activo pero las deudas están empezando a acumularse y tienen la previsión de tomar acciones antes antes de que la situación empeore. En estos casos normalmente hablamos tanto de deudas públicas (Hacienda, Seguridad Social) como de deudas privadas (préstamos bancarios, proveedores, facturas). Todas estas deudas también pueden cancelarse parcial o totalmente dentro de la Ley de la Segunda Oportunidad.


¿Qué requisitos hay que cumplir para acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad?


Estos son los requisitos para acogerte a la nueva Ley de la Segunda Oportunidad:


1- Ser residente en España.


2- Ser insolvente, es decir, ser incapaz de afrontar el pago de todas las deudas pendientes de forma continuada.


3- Tener 2 o más deudas con diferentes entidades. Pueden ser deudas con bancos, financieras, proveedores, Hacienda, Seguridad Social, etc.


4- No haberte acogido a la Ley de la Segunda Oportunidad en los últimos 5 años.


5- No tener infracciones administrativas muy graves, o en todo caso abonarlas antes de solicitar la cancelación de las deudas.


6- No tener antecedentes penales durante los últimos 10 años por delitos socioeconómicos, de falsedad documental, contra el patrimonio, contra Hacienda y Seguridad Social o contra los derechos de los trabajadores con una condena de más de 3 años. Si tienes alguno de estos antecedentes pero has pagado la multa y has cumplido la pena, puedes cancelar los penales y así acogerte a la Ley de la Segunda Oportunidad.

¿Cómo funciona la nueva Ley de la Segunda Oportunidad?


La nueva Ley de la Segunda Oportunidad tiene 3 fases:


1- Primero reunimos todos los documentos que acreditan tu insolvencia y que cumples con los requisitos que exige la normativa.

2- Con toda esta documentación, preparamos el expediente y lo enviamos al juzgado para solicitar la cancelación de las deudas. Según tu caso pedimos:

a. Cancelación total de las deudas.

b. Cancelación parcial de las deudas con un plan de pagos.

c. Cancelación parcial de las deudas para salvar tu vivienda habitual, vehículo u otro patrimonio de la liquidación.

El juez recibe el expediente y se lleva a cabo el procedimiento legal hasta la resolución judicial: cancelación definitiva del 100% de las deudas o cancelación parcial con un plan de pagos.


Una vez terminado el proceso de Segunda Oportunidad, si todo se ha llevado a cabo en tiempo y forma adecuada y se cumplen los requisitos, ya no tendrás deudas pendientes. Esto significa que tu nombre desaparecerá de las listas de morosidad como ASNEF y podrás volver a pedir un préstamo, hipoteca o tarjeta si así lo deseas.


Hipotecas y Ley de Segunda Oportunidad


Tener una hipoteca no es ningún impedimento a la hora de acogerse a la nueva Ley de la Segunda Oportunidad, pero sí es muy importante tener en consideración esta deuda para enfocar el caso según tus objetivos. Si tienes una hipoteca, suelen ocurrir estas dos situaciones:

1- Que estés a la orden del día con tu hipoteca pero tengas otras deudas impagadas. En este caso, lo más habitual es que no quieras deshacerte de la vivienda, ya que está al corriente de pago. Por ese motivo, lo que haremos es dejar la vivienda fuera del proceso e ir a por la cancelación parcial de las deudas. De este modo, se evita la liquidación de tu patrimonio a la vez que se elimina buena parte de la deuda.


2- Que no puedas hacer frente a la hipoteca ni a tus otras deudas. En estos casos, lo más habitual es que todas estas deudas supongan una pesada carga y prefieras deshacerte de todas ellas. Esto también puede hacerse, eliminando tanto la hipoteca como las otras deudas no hipotecarias.

Dependiendo de cada caso particular y tus objetivos será mejor llevar a cabo unas acciones u otras. Por eso, es importante estar siempre acompañado de un abogado que lleve a cabo la estrategia jurídica más adecuada. Contacta con los profesionales de la Asociación AREC para que te asesoremos sin ningún tipo de coste.

Deudas públicas y Ley de Segunda Oportunidad


Con la nueva Ley de la Segunda Oportunidad, ahora pueden eliminarse tanto 10.000€ con Hacienda como 10.000€ con la Seguridad Social, es decir, un total de 20.000€ de deudas públicas.



¿Cuáles son las 3 principales novedades de la nueva Ley de la Segunda Oportunidad?




1- Se prescinde la figura del notario. Anteriormente, esta gestión provocaba desplazamientos del cliente que podían suponer un coste de alrededor 300 euros, el cual, actualmente, el cliente se ahorra.


2- En la nueva Ley de la Segunda Oportunidad se elimina la figura del mediador. Según el caso, podía costar aproximadamente 1.200 euros de media, dinero que ahora también se ahorrará el cliente. Además, el proceso se agiliza en cuestión de tiempo, ya que anteriormente se dilataba considerablemente el procedimiento para cancelar las deudas.


3- Anteriormente estos casos se gestionaban por los Juzgados de lo Civil, ya saturados de por sí, ahora se trasladan a los Juzgados de lo Mercantil, que son Juzgados más profesionalizados en este tipo de asuntos, por lo que la intención del legislador es agilizar notablemente los tiempos de resolución aunque desde la Asociación AREC creemos que debido a la falta de medios humanos y técnicos y al fin de la moratoria concursal (en este artículo hablamos de ello) el tiempo de resolución de estos casos no será tan rápido como se pretende.



¿Las deudas se eliminan para siempre?


Las deudas desaparecerán en el momento de obtener su cancelación con la Ley de la Segunda Oportunidad.


Durante un periodo de 5 años, el juzgado podría revisar el caso, si los acreedores lo solicitan. Podrían hacerlo, por ejemplo, si se sospecha que el deudor no ha obrado de buena fe y ha percibido una herencia o ha cobrado un premio de la lotería y no lo ha comunicado, por poner un ejemplo práctico.

Si la situación económica cambia durante dicho periodo, es posible revocar el beneficio. En caso contrario, una vez concluidos los 5 años, las deudas desaparecen para siempre.


Una persona que ya se ha beneficiado de la Ley de la Segunda Oportunidad podría volver a acojerse nuevamente a la exoneración de sus deudas en el futuro, siempre que el concurso no se solicite en los 10 años posteriores.


Los profesionales de la Asociación Arec son expertos de larga trayectoria ayudando a cientos de familias desde el año 2015 a liberarse de sus deudas. Contacta con nosotros, estudiamos tu caso y te informamos sin coste alguno para que puedas liberarte para siempre del sobreendeudamiento.

 

Si te ha gustado este artículo, por favor comenta y comparte en tus redes sociales puesto que nos ayuda a que Google posicione mejor este contenido y pueda servir de ayuda a otras personas.

Kommentarer


bottom of page